Nuestra selección

Noticias, aplicaciones, tratamientos, publicaciones, y mucho más sobre el acero inoxidable.

Una apuesta constante por ofrecerte contenidos de calidad e información de utilidad.

Cadenas fabricadas en acero inoxidable

cadenas_acero_inoxidable_barco1
Eslabones en acero inoxidable

Las anclas en los barcos son una herramienta muy importante a la hora de fondear.  No existe un ancla universal capaz de agarrarse bien a cualquier tipo de fondo, por eso se debe adecuar dependiendo el trabajo que se va a llevar a cabo.

Los requerimientos para el fondeo de grandes buques no son los mismos que para los yates, y de todos los elementos de un barco el que menos ha evolucionado en toda la historia de la navegación ha sido el ancla, cuando el viento arrecia o la corriente tira con fuerza, de este elemento, va a depender la seguridad del barco y de la tripulación.

El ancla y la cadena son la combinación ideal para conseguir fondeos seguros y su misión es aguantar el barco en el tenedero. El ancla ha de ejercer mucha resistencia a ser desplazada horizontalmente pero casi ninguna resistencia a la tracción vertical. El objetivo de la cadena es ejercer mucho peso de tal forma que los tirones del barco se conviertan en el fondo del mar en tirones horizontales, para los cuales el ancla ofrece mucho agarre.

Las cadenas son un conjunto de eslabones unidos. Estos eslabones, tienen forma elíptica y pueden o no llevar contrete, que es un travesaño en el centro del eslabón que sirve para aumentar la resistencia, y para que no se deforme el eslabón.

De entre los casos más frecuentes de deterioro o colapso de las cadenas que van enganchadas en las anclas de los barcos, debemos subrayar: corrosión, deformación o daños de fatiga. La utilización del acero inoxidable en la fabricación de estos eslabones garantiza un adecuada durabilidad.

Los eslabones de una cadena parten alambre de acero inoxidable de diferentes diámetros dependiendo de la utilización (joyería, construcción, navegación) y diferentes tamaños dependiendo de su uso (sujetar, atar, tirar).  Una vez enderezado el alambre de acero inoxidable, unas cuchillas de acero marcarán y cortarán en piezas el tamaño que se desee y un rodillo les irá dando forma ovalada. Estos eslabones se irán enlazando entre sí, hasta formar al tamaño de la cadena deseada.

Finalizado este proceso hay que reforzar la cadena. Cada eslabón es presionado hasta su unión, y posterior soldado. Para garantizar las propiedades mecánicas óptimas, el material es sometido a tratamiento térmico.

 

Alambre acero inoxidable Inoxfil